brunch/Eating out/París

The Hood, de charla y brunch

Comienzo otro de los experimentos blogueros que quiero intentar este año: hablar de cocina, pero fuera de casa. No los voy a llamar “críticas” porque me parece demasiado profesional. Más bien son experiencias y recomendaciones de sitios que me han gustado. Y atención, que este experimento tiene segunda parte… pero eso no lo desvelaré todavía.

Descubrimos The Hood por casualidad, como casi todos los buenos sitios. Había quedado con mi amiga Eva para comer y planear próximas sesiones de fotos pero el restaurante al que íbamos estaba cerrado y como hacía frío y estaba a punto de nevar, nos metimos en la cafetería de al lado, con la única pista de que los cristales estaban empañados y en la pizarra ponía “Brunch”.

img_20170114_145301b

img_20170114_141720b

El sitio es muy acogedor, con muebles antiguos, probablemente rescatados de algún mercadillo de antigüedades, y pintado con colores suaves y el ambiente es muy calmado. Tan calmado que no hay que tener prisa para que te sirvan, lo que demuestra que todo es hecho en casa y al instante.

Por supuesto, nos pedimos el brunch: café o té a voluntad, zumo de zanahoria, manzana y jengibre, dos o tres bizcochos diferentes para elegir y… ¡gofres salados! Para mí es el punto fuerte, ya que nunca los había probado y son buenísimos. En este caso los sirven con queso crema, bacon, espinacas frescas, un huevo poché y un sirope de naranja que les da el toque especial. No hace falta decir lo rápido que desaparecieron del plato, a pesar de que estábamos hablando sin parar.

img_20170114_134234b

 

img_20170114_155949b

Llegando al postre… Mucha gente me preguntó qué era la tarta verde cuando compartí la foto en Instagram. Bueno, para mí fue también una sorpresa, así que tuve que pedirla: es chiffon cake (no sé si tiene traducción), súper esponjoso, y lo que le da el color verde es el pandan, una planta asiática de la que nunca había oído hablar y que contribuye a darle ese sabor suave y no demasiado dulce. La última vez nos decidimos por el pastel de zanahoria, que no por ser más conocido iba a ser peor… y no nos decepcionó.

¿Lo mejor? Es que todo lo hacen ellos y están dispuestos a explicarte todo el proceso, los ingredientes y recetas. Perfecto para una mañana de sábado relajada.

¡Está claro que volveremos!

The Hood está en:

Podéis seguirlos en su página de Facebook o en Instagram.

Anuncios

4 pensamientos en “The Hood, de charla y brunch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s