Bebidas/Recetas

Cocktail de bienvenida: Indian Sangría

Acabo de ver cuándo edité esta entrada la última vez y fue hace ¡tres meses! No pensaba que había sido tanto, pero por lo visto llevo todo este tiempo coqueteando con la idea de volver al Mundoblog.

Aún no sé muy bien qué dirección va a tomar la Señorita Rocky, pero lo que es seguro es que va a haber mucha comida. Experimentos culinarios y sitios donde comer rico, y este blog como cuaderno de notas para no perdernos nada.

Y para empezar, ¿qué mejor que un cocktail de bienvenida (o de vuelta)? ¿Os apetece un poco de sangría à l’indienne?

Pertenezco a ese grupo de población al que se le activa el gen de la tortilla y la sangría cuando sale de España. Yo me negaba a admitirlo, ¡pero es que he descubierto que me salen muy bien! y cuando te invitan a una cena y todo el mundo dice “pues podrías traer algo típico español” es lo más fácil y resultón (y lo admito, no sé hacer croquetas, pero de eso hablaremos más adelante). Luego llegas a la cena y, mientras tus amigos internacionales se esperan una bandeja de tapas bien colocaditas, tú apareces con cinco litros de sangría faite maison… ¡bum! ¡éxito inmediato!

La razón detrás de esta Indian Sangría (lo siento, no he conseguido bautizarla de manera que suene bien en español) se remonta dos años atrás, el tiempo que una de mis amigas (francesa) llevaba pidiéndole a otro de nuestros amigos (indio) que hiciera una cena típica (vamos, la versión india de “Rocío, podrías invitarnos a unas tapas”). El caso es que por fin lo consiguió y con ella unos cuantos más, que no queríamos perdernos el evento. Y yo, que no quería presentarme con las manos vacías y sé que el chef es fan absoluto de mi sangría clásica, decidí darle este toque indio para no desentonar.

Ahí va la receta para 5 litros de sangría:

Ingredientes:
– 3 litros de vino rosado
– 1 litro de gaseosa
– 1 litro de zumo de frutas (yo encontré uno buenísimo de mango, piña y kaki, y además con un dibujito del Taj Mahal, así que no podía ir muy desencaminada)
– dos mangos
– unas diez cucharadas de azúcar
– cardamomo al gusto

Instrucciones:
– cortar los mangos en trozos pequeños y ponerlos en uno o dos recipientes hondos (por cierto, que si no sabéis cómo cortar un mango en esos cuadraditos tan monos, echad un vistazo a esta página)
– añadir el vino y los refrescos
– espolvorear con el azúcar y el cardamomo
– tapar y dejar en la nevera un mínimo de dos horas, preferiblemente una noche, para que se mezclen bien todos los sabores (y para que la fruta absorba el vino y poder hincarle el diente y seguir contentillos cuando se acabe la sangría, que nos conocemos)

He aquí el resultado final. Hasta nuestro elefante indio dio su aprobación.

DSC_0014

El experimento sangriero fue un éxito y la cena también. En el menú arroz, paneer y pollo korma à la Tony para un regimiento. Se ve que en India también vale eso de que donde comen dos comen veinte. Por cierto, que estoy intentando conseguir ambas recetas, para hacerlas en casa y contaros los resultados. Supongo que tendré que conseguirlas a cambio de más sangría, pero creo que no será un problema.

Anuncios

3 pensamientos en “Cocktail de bienvenida: Indian Sangría

  1. Pingback: He vuelto (creo) | Rocky's cookbook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s